Una vez más el horror.

Montevideo, 13 de junio de 2016.

Comunicado de la CAP-L ante los atentados cometidos en Orlando-EEUU.

Una vez más el horror.

El atentado acontecido en el día de ayer, nos obliga nuevamente a enfrentarnos a una realidad difícil de ver. El miedo de la sociedad traducido en la eliminación del “otro”, entendiendo a esa otredad cómo lo que se diferencia de nosotros/as. La diversidad sexual, racial, étnica y religiosa mirada cómo un elemento que justifica el odio. Pero como seres políticos debemos mirar más allá y lograr reflexionar para transformar. Complejizar está realidad implica tratar de hacernos de los elementos que nos ayuden a aproximarnos a ella, para así identificar las causas del problema al que nos enfrentamos.

¿Es posible enfrentar el fenómeno de radicalización del extremismo de base islamita, sin primero transformar las causas en las que hunde sus raíces? ¿Es posible enfrentar la radicalización de los discursos religiosos, sean estos islamitas, cristianos, judíos o de cualquier otro sistema de creencias?

Tratar de dar estas respuestas implica no desconocer que los gobiernos de países occidentales como EEUU y otras potencias; persiguen intereses geo-estratégicos y económicos en zonas del mapa como Medio Oriente entre otros, y que es en base a estos objetivos que recrudecen los conflictos en estos territorios subsumiendo a dichas poblaciones en pobrezas múltiples. Es en la pobreza material, cultural, educativa, y económica que se van abonando los cimientos del terrorismo.
Algo debe cambiar en el paradigma de dicho relacionamiento. Hoy los atentados que se vienen perpetrando no requieren de armamentos ni medios sofisticados para desarrollarse sólo bastan internet, redes sociales y una población en la que éstos discursos hagan eco.

No faltaran luego de este atentado, medios de comunicación que sean polea de transmisión de discursos políticos que incentiven aún más el odio. Repudiamos cualquier método que vaya por este camino.

Saludamos a la comunidad LGBT, a familiares de las victimas y a todos/as los/as que con sus acciones cotidianas construyen los cimientos de una sociedad más justa, donde la convivencia en diversidad no sea sólo una consigna.

 

13.6.16 - comunicado CAP-L