Sé lo que hicieron cuando fueron gobierno

Roberto Caballero, director del Ministerio de Defensa Nacional


El sábado 13 de setiembre el FA tensó su musculatura montevideana con una formidable caravana que partiendo de dos puntos distintos se encontraron frente a la fuente de Avda. Ricaldoni donde Tabaré y Raúl Sendic cerraron la jornada. Y si la caravana de autos, motos, (bicicletas por momentos) fue masiva, más lo fue el saludo al paso de los vecinos de los distintos barrios, que sobre el cordón aplaudían la marcha de los vehículos frenteamplistas, la exuberante alegría manifiesta de hombres y mujeres que al marchar majestuoso de cientos de autos saludaban fervorosamente.


 

El FA volvió a ganar la calle. El FA está más fuerte que nunca y el camino por el tercer gobierno va por buen rumbo. Porque además con el transcurrir de los días el discurso de niño bueno que la oligarquía patricia ha puesto al frente del Partido Nacional comenzó a tartamudear. La pelea con su mejor aliado, el Partido Colorado, casi quiebra la alianza conservadora, las afirmaciones  de Lacalle Pou con reminiscencias de motosierra y sus  apresurados desmentidos a la vez, desautorizaciones a asesores de primera línea, rostros que pasan de sonrisas ingenuas a rasgos crispados por las contradicciones que un Partido de derecha, conservador, terrateniente, oligárquico, financiero no puede ocultar por mucho más tiempo y desvestido del disfraz ingenuo de Robin emerge la figura del archienemigo: el Guasón. Embanderado de su verdadera condición de partido de clase dominante.

Pero si no fuera suficiente la característica de la campaña de los blancos, con solo repasar la historia reciente, que nadie mayor de 25 o 30 años puede desconocer porque no se la contaron sino que la vivieron, la sufrieron, la padecieron. Y aún estamos cerrando heridas de ese pasado reciente. Memoria, recuerdos, pensar un poquito, preguntar y el escenario de los 5 años de gobierno blanco quedan al desnudo con toda su secuela de barbarie antipopular, represiva, devastadora, antinacional.

El Banco Comercial y Banco Pan de Azúcar, bancos capitalizados y gestionados por el Estado, saneados económicamente, captando entre los dos más el Caja Obrera la mayoría de la operativa de la banca privada, complementando la actividad financiera con el Banco República y de esa manera con una banca estatal casi nacionalizada, pública y privada, representaban casi un monopolio financiero bancario.

Esta riqueza fue dilapidada en aras de intereses mezquinos.

Valía más la compraventa que los intereses nacionales. La entrega del Comercial gratis a los Röhm, más dos millones de dólares que les depositó el Estado. Sobre esto el contador Ricardo Lombardo, director del Banco Central por el Partido Colorado, dijo públicamente: “En lugar de recibir dinero por la venta del Comercial, el Estado uruguayo pagó 2 millones de dólares”.  Posteriormente el regalo del Pan de Azúcar a Benhamou, el azucarero marroquí que el primer día de asumir el control vació el tesoro hasta las monedas, girando a Suiza 8 millones de dólares: ¡el precio exacto que pagó por el BPA!

Eso marcó el carácter de vaciamiento y entrega a intereses extranjeros de las riquezas del país. Los hermanos Röhm fueron posteriormente procesados por estafa, Benhamou y el grupo de delincuentes que lo acompañó en la aventura financiera fugaron, huyeron al confort europeo, dejando el muerto en el living de nuestra pequeña casita. En Uruguay quedaban dos bancos vaciados, miles de ahorristas estafados, cientos de trabajadores bancarios que posteriormente quedarán en la calle. Al Estado estas dos quiebras fraudulentas le terminaron costando 1.000 millones de dólares.

En el 2002 y 2003 se sumarán a estos dos bancos vaciados, la quiebra y liquidación de los bancos Montevideo, Caja Obrera y De Crédito, más la pérdida de confianza en todo el sistema bancario con corridas inclusive en los bancos del Estado como el República e Hipotecario.

El gobierno de los blancos precipitaba al país a la peor crisis económica, financiera, bancaria, social que registre la historia, estudiada por donde se la mire.

De esto no se habla. Pero yo sé lo que hicieron los blancos cuando fueron gobierno y lo sabés vos. ¿Quién no lo sabe? Todos lo sabemos por más que con cara de inocente Lacalle Pou nos asegure que seguirá lo bueno de este gobierno frenteamplista pero, promete, lo mejorará. ¿Podemos creer algo así?  En estos 10 años de gestión de izquierda ni un solo banco ha quebrado o fundido, no ha habido corridas, se ha recuperado la confianza en el sistema.

El Banco República ostenta cifras récord históricas de depósitos en pesos y dólares, de ciudadanos nacionales y extranjeros. El nivel de morosidad en el sistema bancario es mínimo porque se ha recuperado la capacidad de tomar crédito y pagarlo. Los miles de dólares del tesoro del banco República así como las reservas del banco Central, son una bolsa de dinero muy suculenta que la derecha mira con ambición desmedida. Observo  en cada discurso de Lacalle Pou, de los blancos en general, que por la comisura de los labios cae esa gotita de saliva, lasciva, impúdica, obscena, de lobo hambriento mirando a Caperucita caminar por el bosque.

No solo sé lo que hicieron cuando los blancos fueron gobierno, sino que sé y vos también la larga lista de blancos procesados por estafas, fraudes, robos, trata de blancas, y otro sinfín de delitos. Gobierno herrerista que tuvo como aliado y colaborador al Partido Colorado.

No queremos más gobiernos de derecha, entreguistas de las riquezas nacionales, gobiernos de derecha conservadores, nostálgicos de los tiempos de represión a los sectores populares. El tercer gobierno del FA garantiza la continuidad en el proceso progresista de abatimiento de la pobreza, disminución drástica de la indigencia, creación de fuentes de trabajo genuinas con salarios dignos junto al aumento de la producción. Todos sabemos lo que hicieron los blancos en apenas 5 años, entre 1990 y 1995. Cada uruguayo el 26 de octubre tiene en las manos su propio destino. Comparemos y votemos. A ganar en octubre en primera vuelta y con mayoría parlamentaria.