Reflexión de Pepe en M24 sobre la distribución de la riqueza.

En su habitual audiencia de M24, Mujica explicó – con datos más que claros – la situación del país en cuanto a la redistribución de la riqueza dentro de la sociedad uruguaya: el 1% de la población con más ingresos, gana en Uruguay lo equivalente al 38% de la población con menores ingresos.

Basado en estos números, Pepe defendió la necesidad de las políticas sociales destinadas a lograr una mejor redistribución del ingreso, poniendo sobre la mesa la necesidad de diversificar nuestras fuentes productivas para poder obtener nuevos ingresos:
“El 1 % de las personas que tienen más altos ingresos en el Uruguay, concentran poco más del 14 % de toda la masa de ingresos en el país. Para que se entienda claramente, el 38 % de la población más pobre acumula lo mismo que ese 1 % superior en cuanto a la masa total. Y sin embargo, esto nos coloca en distribución del ingreso por encima de países como EEUU, Argentina, Colombia, Sudáfrica, y un en la línea de países como Canadá, Reino Unido, etc.”
El Presidente fue más allá en el análisis, y señaló que “Uruguay se ha caracterizado por ser el país que distribuye mejor dentro de América” pero no dejó de reconocer que nos queda camino por delante para mejorar esas cifras: “estamos lejos de los que mejor reparten, como Suecia, Dinamarca, Nueva Zelanda, Holanda”. “Nos queda mucho. Esto es así, porque las economías contemporáneas de corte capitalista han demostrado una formidable energía para crear riqueza pero al mismo tiempo tienden a concentrar esta riqueza.”
El papel del Estado
Mujica destacó que los Estados están llamados a jugar un rol activo a través de la aplicación de políticas sociales “Si éstas están ausentes, la política fiscal no ayuda a amortiguar, las diferencias se acentúan y se llega al colmo, como en algunas sociedades, que empieza a aparecer la ‘humanidad sobrante’, los que ni siquiera tienen un lugar formal donde pasarla mal”, agregó.

“Por eso este asunto de políticas sociales, que va de la mano con la lucha de la expansión económica. No alcanza con la última”, señaló. “Creo que estas cifras a algunas les pueden servir para gritar. Nos sirven como norte de políticas a las que hay que perseguir (…) por eso no debe de afectarnos el conformismo”, concluyó.
Diversificación productiva sustentable
El Presidente también se refirió al informe que publicó el FMI sobre los posibles beneficios económicos que podría recibir Uruguay con la instalación de la minera Aratirí. Sobre este tema, Pepe señaló: “Hace poco alguien volcó un estudio que señala que como viene creciendo el país se podrán alcanzar niveles de país desarrollado, lo que va a obligar a Uruguay de aquí al 2030 a invertir 7 u 8.000 millones de dólares en logística. Eso es una necesidad objetiva, habría que poner al lado del campo de conocimiento la fortuna que hay que volcar”, dijo.
“Una apreciación del FMI señalaba que el Estado puede recibir líquidos 27.000 millones de dólares por el recurso minero en poco más de unos veinte años. La pregunta es: ¿puede Uruguay renunciar a usar esos recursos? La respuesta es no, pero tampoco puede hacer cualquier cosa. Debe ser prudente. Debemos seguir siendo diversificados, no hacer una cosa sola sino varias, sostener la agricultura, la riqueza ganadora, multiplicar la forestación, la logística, que es un esfuerzo importante”, agregó, explicando que “hay que hacerlo sustentable en el tiempo para que sea un logro para las generaciones que vienen”.