La verdadera historia de Juan Clasemedia

Juan Pablo Labat, Director Nacional de Evaluación y Monitoreo del MIDES


 

Resulta que Juan clase media no vota al PI como dice la propaganda, es más Juan Clase media no sabe mucho de que se trata esa iniciativa y cuando le mostraron la foto de la fórmula presidencial y le dieron a elegir entre la opción: es una nueva candidatura de un partido llamado independiente o es una versión tuneada de Larry y Curly esperando a Moe para una versión tecno de los tres chiflados, eligió la segunda.
Pero el desconcierto no llega ahí pues cuando le dijeron que estaba equivocado y que era una foto de una candidatura a la presidencia de un partido uruguayo que se denomina Partido Independiente, a Juan se le ocurrió preguntar de qué era independiente ese partido y ahí nadie se animó a explicarle con mucha seguridad porque la verdad es que es un partido de gente que viene de los otros partidos, los que sí representan a alguien en términos de historia e ideologías pero que no está más en ellos, habla mal de todos, y dependen de los otros para valorar su oportunidad o suerte. No tiene programa propio pues cada idea es un oportunismo hacia un lado o hacia el otro según diga el manual politológico y por tanto nunca se juegan en nada. Por tanto su destino es una función del resultado de los demás, … vaya independencia no?!!
Ahora a Juan clase media esto no le va ni le viene, es más le parece algo soso, tibio, gelatinoso, entonces decide investigar un poco más sobre el asunto y comienza a preguntar si este partido independiente que es en realidad el partido dependiente, es de izquierda o de derecha y vuelve a quedar boquiabierto. Resulta que el partido este, es un partido de izquierda formado en contra de la izquierda, … o sea que es casi que un buen negocio de la derecha, que tiene un programa de izquierda que hará todo lo que pueda para que la verdadera izquierda salga del gobierno, … ¿pero para entrar él en el gobierno?, se pregunta Juan clase media. Noooo!!, solo para que gane la derecha …
Pucha que raro que es esto se dijo Juan clase media, pero ya despierta su curiosidad decidió continuar investigando.
Para interiorizarse de semejante invento, que en lenguaje popular viene a ser como una teta de goma, porque puede tener forma de teta, color de teta, y hasta consistencia de teta pero no es una teta, juan clase media quiso conocer las propuestas del partido in Dependiente, y para ello le pidió la ceibalita a su hijo mayor y se metió en internet, no demoró nada en encontrar la publicidad super taquillera que estaba haciendo furor en youtuve porque recién le habían puesto la fibra óptica y mientras llamaba a la mutualista para pedir hora para el menor de los niños que el año pasado había entrado al FONASA se puso a ver un videíto muy simpático de unos dibujito que no escuchaba muy bien porque su mujer estaba prendiendo el auto que habían comprado no hace mucho y que tanto habían soñado durante años pero que nunca habían podido tener porque siempre uno de los dos estaba desocupado o ganaba tres pesos trabajando en negro.
Juan clase media sabía a pesar de no ser un tipo interesado por la política que él era uno de los 500 mil trabajadores formalizados en los últimos años y su mujer una de las 350 mil nuevas trabajadoras del país, y que todo ello era algo a valorar porque antes entre que no tenían donde dejar a los niños para ir a trabajar porque lisa y llanamente no había trabajo o los salarios no pagaban el costo de dejar a los niños en una guardería, la esperanza de una vida sin necesidades apremiantes era muy débil.
Pero cuando juan clase media ve a un macaquito que es aplastado por el IRPF, él que trabajaba liquidando sueldos en una empresa que si bien no es grande está en pleno crecimiento exportando software a muchas partes del mundo y prestando servicios cada día más diversificados, dijo, pah, … este es un platudo, como el gerente de mi empresa, que está grosso.
Ya sonriendo escuchó a su hijo menor que más familiarizado con la ceibalita le dice, che papi, … ese sos vos. Juan clase media sonriendo le dice no mi vida ese es un platudo, no ves que paga mucho IRPF.
-no papá ahí dice que sos vos, … fíjate vas a ver
Juan clase media convencido del error se apresta a mostrarle a su hijo que escuchó mal y retrocede el video para volverlo a ver juntos cuando se da cuenta que ese video, el del partido in Dependiente, dice ser efectivamente sobre Juan clase media, … o sea él.
Si fuera otro vecino cualquiera no se hubiera enojado tanto, pero él, que liquidaba los sueldos de la empresa, sabía muy bien que a pesar de que su sueldo, como el de todos los trabajadores de esa rama de actividad había crecido un 71% en términos reales en los últimos diez años estaba llegando a los 45 mil pesos nominales, y al tener a sus dos niños a cargo y lo que descontaba del alquiler, pagaba menos impuestos que los que hubiera pagado en los períodos anteriores al IRPF, además de las rebajas del IVA y el COFIS que también lo beneficiaban. Su mujer que recién hace tres años había logrado un empleo estable luego de muchos años de informalidad trabajando en un comercio había incrementado su salario en términos reales en un 52%, como lo hizo toda esa rama, pero como no llegaba aún a 20 mil pesos ni siquiera pagaba impuestos como lo hubiera tenido que hacer en otros tiempos.
Entonces Juan clase media, como todo ciudadano bien intencionado, y luego de ver todas estas inconsistencias gelatinosas de esto que se decía un partido, se inclinó a pensar que se trataría de un mal entendido, propio de gente poco informada o con mal nivel educativo, porque obviamente la educación no está dando los resultados que reclama este in Partido dado que sólo lleva 10 años de recuperación luego de 50 de deterioro y la gente que dirige este partido podría haberse formado en medio de todo eso.
¡Pero internet es terrible!, ni bien Juan clase media se puso a buscar quienes eran los dirigentes del In partido Dependiente, esos que él había confundido antes con dos de los tres chiflados, y vio sus títulos universitarios, escuchó sus discursos y volvió a repasar una y otra vez la propaganda del IRPF dijo: tengo que hacer algo, estos mentirosos están engañando a la gente y ni siquiera ponen la cara, dicen que soy yo, Juan clase media, el protagonista de su historia.
Tendré que salir a decirle a todos los vecinos que esto es un negocio de ellos, que es una patraña, que es jugar con la buena fe de la gente y para su provecho, que esta gente no es independiente, al menos no de la derecha, y que mucho menos es algo de Juan clase media, esto es oportunismo sembrador de desconfianza y cultivador de resentimiento.