Juntos somos más compañeros

Por Roberto Caballero, Director del Ministerio de Defensa


 

Hace 5 años, el 26 de julio de 2009, la recién fundada Corriente de Acción y Pensamiento – Libertad, lista 7373 se presentaba a las elecciones por primera vez bajo la consigna “Somos más Compañeros”.
Esto no solo significaba más cantidad sino también calidad.
No solo somos más los frenteamplistas en cantidad, sino que somos más compañeros entre nosotros mismos. Juntos somos más y vamos por el tercer gobierno progresista y frenteamplista.
Aquella consigna que proclamamos: “Somos más Compañeros”, debemos acuñarla entre todos los militantes del FA, enarbolarla como bandera distintiva, seña de identidad de cada sector y de todos en conjunto. Estos últimos diez años de lucha desde el gobierno nos han hecho crecer políticamente, como individuos y como organización.
Está Pepe con Danilo al timón del gobierno y un formidable equipo ministerial, juntos, unidos con un solo programa producto de la democracia interna del FA. Y en esta coyuntura vamos por Tabaré y Raúl Sendic, con el programa surgido del Congreso con propuestas para los próximos 5 años de desarrollo y avance en calidad de vida de nuestros conciudadanos.
A las conquistas alcanzadas en estos diez años de gobierno progresista y popular, debemos defenderlas profundizando los avances en la calidad de vida de la sociedad sin otro fin que la pública felicidad.
Para ello es preciso ser cada día más compañero de los compañeros y a su vez ser más compañeros militando en la calle, en el trabajo, en el barrio. En estos quince días embanderar el país como nunca lo estuvo, ninguna casa frenteamplista debe estar sin su bandera o balconera, con propaganda callejera en los muros permanentemente, comités de base abiertos de par en par, cada local -sea del sector que sea- repartiendo las listas del FA, cada mesita con todas, absolutamente todas las listas del FA, el triunfo del FA es el triunfo de todos los sectores y de ninguno en particular; ningún militante se atreva a retacearlo. En estas horas solo importa la bandera del FA y las listas de sus sectores.
Cada militante debe llevarla permanentemente porque se entregan en cualquier momento y circunstancia a ese nuevo voto que garantiza el triunfo en primera vuelta.
La construcción de la unidad se forja hora tras hora, la acumulación de fuerzas en el campo popular se hace cada día y tras cada conquista comienza la batalla por la siguiente.

¿Podrá el bloque reaccionario y derechista -representado por la coalición rosada – arrebatar tantas conquistas del pueblo? Lo van a intentar, lo proclamaron. Ayer el clan Lacalle Pou Herrera decía que iban a talarlas. Hoy critican el Plan Ceibal, ¿qué van a hacer con las ceibalitas?,¿ limitar o negar laptops a las nuevas generaciones de escolares y liceales?, derogar la ley de 8 horas para los trabajadores rurales, no convocar a los Consejos de Salarios, volver a la semi esclavitud a las trabajadoras domesticas, estimular el trabajo en negro y evadir los aportes sociales, volver a cobrar el boleto estudiantil, frenar el grado de sindicalización en la actividad privada, bajar la edad de imputabilidad de los menores, detener las excavaciones en la búsqueda de los desaparecidos….
¡Pueden!, si llegan al gobierno pueden tomar estas y otras medidas antipopulares porque están convencidos ideológicamente de ello, tienen compromisos con los dueños del poder económico. ¡Lo quieren hacer! ¡Lo declaran públicamente!
Es la hora del esfuerzo y entrega militante, al pueblo a pueblo de Tabaré y Raúl Sendic vamos a acompañarlo con el barrio a barrio, cuadra a cuadra y vecino a vecino. Con los números en la mano, con los hechos concretos de la realidad que valen más que mil palabras.
¡Alerta compañeros!
Por segunda vez la coalición Lacalle-Bordaberry quiere volver al Uruguay plaza financiera- ganadera con la oprobiosa tasa de usura que genera la acumulación de pobreza e indigencia de la que vamos saliendo con políticas sociales.
El gobierno del FA ha devuelto la vista –gratis- a 50 mil ciudadanos, hombres y mujeres muy pobres a los que en el Hospital de Ojos “José Martí” se les descorrió el velo de la ceguera. Es eso, volver a ver. ¿Qué irá a hacer la coalición rosada con la vista renacida de estos afortunados hombres y mujeres del pueblo uruguayo? No podrán
– aunque quisieran -, ya nunca jamás arrebatarles la vista.
Ver, volver a ver, recuperar la visión en el sentido más amplio imaginable. El pueblo uruguayo ha vuelto a ver y creer que sigue siendo posible otro Uruguay, este que estamos construyendo entre todos.
Para ello proclamamos ser más compañeros y estar más juntos con los compañeros y ser muchos más compañeros trabajando la dignificante tarea del tercer triunfo del Frente Amplio. En Octubre, con mayoría parlamentaria. Junto al Taba y Raulito.