ESTABARECLARO

Hace 42 años cuando nació el Frente Amplio los partidos de la Derecha dijeron que era una colcha de retazos. Y que si algún día llegaba a ganar, enviaría los niños a Rusia y a Cuba, los capitales huirían en masa del país y una inflación galopante nos hundiría a todos en la peor de las desgracias.
Casi enseguida dieron el Golpe de Estado y todos sabemos cuáles fueron las consecuencias. Entre ellas una feroz persecución contra el pueblo y el Frente Amplio que pagó muy duro en vidas, cárcel, exilios y destituciones. De esa tragedia, el pueblo logró salir en 1985. Y fue la gente, ese puebo, que a pesar de todo mantuvo vivo al F.A.
Apenas tres años después, en 1988, un tal Tabaré Vázquez, casi desconocido en “ la política”, logró conquistar la Intendencia de Montevideo en una jornada Histórica: por primera vez un Partido que no fuera Colorado ni Blanco lograba conquistar el Gobierno de Montevideo (casi la mitad del país). Desde entonces el crecimiento fue ininterrumpido hasta alcanzar el triunfo a nivel Nacional en el año 2004, en el marco de otro hecho Histórico de mayor envergadura que el de 1988: también fue Tabaré quien estuvo al frente de esa imponente columna popular.
Y entonces resultó que los niños no fueron llevados a Rusia ni a Cuba y, lo que es peor para los mentirosos: los capitales no se fueron en masa sino que vinieron como nunca antes por la sencilla razón de que este Gobierno generó la confianza que se había perdido ante la poca seriedad de los anteriores: bancos fundidos, desocupación, salarios y jubilaciones miserables, emigración en masa de familias enteras, pobreza extrema, marginación, violencia social en ascenso, ausencia de protección laboral para vastos sectores, desastres en la salud y en la enseñanza.
Como un simbolo de aquel primer Gobierno de Tabaré, podríamos elegir, entre muchos, el Plan Ceibal y los Consejos de Salarios (también para los rurales y para las domésticas olvidadas siempre).
Luego vino otro gran triunfo popular y el Gobierno de Mujica que profundizó los cambios iniciados por Tabaré y la lucha contra la pobreza y la marginación. Uruguay pasó a ser ejemplo mundial en varios temas.
Todo eso fue posible porque el pueblo uruguayo es capaz. De eso y de mucho más. Los verdaros protagonistas son quienes trabajan, investigan, estudian, cuidan, curan…
El Gobieno es apenas el Director de una orquesta inmensa: quienes hacen sonar la música son los más de tres millones de mujeres y hombres de Uruguay.
Es por ello, y por mucho más, que votamos y recomendamos votar a TABARE.