Declaración de la CAP-L

Montevideo, 24 de diciembre de 2014


Expresamos nuestro total respaldo al Compañero Ministro Eleuterio Fernández Huidobro.

Reafirmamos expresamente que los lineamientos políticos emanados del Programa del Frente Amplio son nuestros lineamientos de acción y que todas las compañeras y compañeros pertenecientes a nuestra organización enmarcan su accionar en ellas.

Declaramos que únicamente los gobiernos del Frente Amplio han desarrollado una investigación seria y han dados pasos firmes en procura de la Verdad y la Justicia y nuestra Organización y cada un@ de sus integrantes han estado y están en las primeras filas de esa batalla.

Nos parece grave la afirmación de SERPAJ – por conocer su trayectoria en la lucha durante todos estos años- acusando a un integrante de nuestro gobierno de cómplice en el ocultamiento de datos en la tarea de búsqueda y aclaración de los crímenes cometidos durante la Dictadura. Creemos de suma importancia la aportación de datos de forma inmediata a la Justicia competente. Sostener que se están ocultando pruebas por parte de un compañero, es sin duda, una grave forma de desacreditar a un integrante de éste y del futuro gobierno de la fuerza política.

Hemos mantenido un respetuoso silencio ante los muy diversos ataques recibidos por nuestra Organización y sus integrantes en repetidas ocasiones y desde muy diversos ámbitos, pero decimos basta.

Entendemos que no existen sensibilidades de primera y sensibilidades de segunda, por tanto reclamamos el mismo respeto para nuestra Organización y sus militantes, respeto del que no hemos sido merecedores por parte de muchas compañeras y compañeros.

No solicitamos trato preferencial; pero sí reflexión.

Hemos sido claros defensores de una línea de trabajo que ha implicado entre otras cosas la defensa de la soberanía popular a través de la democracia directa y entendemos que la búsqueda de Verdad y Justicia para los delitos cometidos por militares y civiles durante el período dictatorial no se puede hacer a cualquier precio.

Las carencia de información con respecto a hechos del pasado reciente que padecemos como sociedad no nos permite profundizar la Democracia ni avanzar en materia de Justicia todo lo que desearíamos, pero eso no puede arrastrarnos a buscar en nuestras filas los responsables; pecaríamos de una gran deformación política y nos desviaría de nuestro objetivo.

Desde nuestro Colectivo se han aportado datos valiosísimos en procura del esclarecimiento de los hechos en el período de la Dictadura cívico-militar y lo hemos hecho en el más profundo silencio.

Aprovechamos para declarar una vez más nuestro más profundo rechazo a la teoría de los “dos demonios”, entre otras cosas hemos sostenido siempre, que la participación de civiles en el proceso previo, como durante la Dictadura; así como la injerencia de Embajadas de los más diversos países participantes en la llamada “Guerra Fría” demuestra que las fuerzas en pugna eran más diversas que lo que se quiere mostrar, justamente por parte de una de las Embajadas y de civiles y militares implicados.

Por último, reafirmamos nuestro total apoyo a la política llevada adelante por los sucesivos gobiernos de nuestro Frente Amplio en materia de DDHH y reiteramos nuestro compromiso con el Programa emanado de su Congreso.

Trabajamos para que este período de gobierno prosiga su curso y mantenga hasta el final su tónica y para que el próximo período encabezado por el Compañero Dr. Tabaré Vázquez profundice las políticas allí dónde se haga necesario para continuar en el largo camino de la Liberación Nacional y el Socialismo.

Comité Ejecutivo Nacional de la CAP-L.