Comunicado de la CAP-L en el día de lucha contra la violencia de género

25 de Noviembre de 2014

Hoy amanece un nuevo día de lucha.

Nuevamente nos vemos convocad@s a reflexionar con toda la sociedad sobre la problemática de la violencia de género.

Este año electoral, tal vez más que otros, nos invita a pensar la sociedad que tenemos, pero mucho más la sociedad que deseamos construir para tod@s.

Aprender de lo hecho, de lo construido, no sólo nos da el derecho sino el deber y la responsabilidad de caminar fuertemente en los temas que más nos duelen, interpelando nuestras acciones cotidianas, modelos vinculares, forma de resolución de los conflictos interpersonales, en procura de una sociedad más justa, más equitativa, igualitaria donde impere la justicia social.

Los caminos que el sistema capitalista-patriarcal encuentra para producirse, reproducirse y perpetuarse, incrementan la exclusión social e invisibilizan a gran parte de la población, fundamentalmente a quienes están en situación de vulnerabilidad social y desigualdad estructural. Históricamente, las mujeres, niños/as, adolescentes e incapaces, son quienes sufren mayoritariamente este flagelo. La supervivencia de dicho sistema legitima y naturaliza un orden socialmente construido que determina relaciones de jerarquía y subordinación.

Las categorías de género que definen el cómo ser hombres y cómo ser mujeres, no son aisladas, no son neutras ni casuales. Son funcionales a la sobrevivencia del sistema.

Por ello resulta fundamental visibilizar la violencia de género, atravesada por otras formas de violencias como: la económica, social, cultural y simbólica. Este ejercicio abusivo del poder tiene por finalidad, sostener un orden social asimétrico el cual desarrolla mecanismos para el mantenimiento y perpetuación de las relaciones de poder y dominación.

El largo camino transitado por la sociedad civil organizada ha permitido avanzar en la concreción de una agenda pública que aborde la violencia hacia las mujeres, niñas/os y adolescentes como un problema que se produce y reproduce y que genera graves daños en toda la sociedad. Los dos gobiernos frenteamplistas, con una clara orientación en la construcción de una sociedad más igualitaria y justa para tod@s han tomado esta problemática en sus agenda con un énfasis en la generación de acciones preventivas e implementación de servicios para atención a las vìctimas.

Aún no es suficiente, seguro no lo es.

Es necesario avanzar generando acciones de prevención, sensibilización y atención a las múltiples formas de la violencia de género, como lo son: explotación sexual comercial, el abuso sexual intrafamiliar, el acoso sexual laboral, entre otras; así como también caminar hacia la construcción de Estrategias Nacionales que favorezcan al abordaje integral e intersectorial de la violencia de género e intergeneracional en sus múltiples manifestaciones, entendidas como expresiones de un mismo sistema de dominación.

Convocamos a todas y todos a participar de las actividades que se desarrollarán en cada rincón del país.

No seas indiferente, no mires para otro lado, poné punto final.

Somos parte del problema y seguro seremos parte de la solución.