Agarró la posta

Jacqueline Dárdano y Luis Rosadilla, 6/10 durante la presentación de la lista 7373 de la Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad./ Foto: Nicolás Celaya


 

Jacqueline Dárdano, ex directora blanca, ocupa el tercer lugar en la lista al Senado de la CAP-L.


 

La Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad (CAP-L) presentó ayer la lista 7373 en Montevideo, que llevará al Senado, bajo el sublema “Más Frente Amplio para más desarrollo con igualdad”, al titular del Ministerio de Defensa Nacional (MDN), Eleuterio Fernández Huidobro, al actual senador Luis Rosadilla y a la ex edila y directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Florida (IF) Jacqueline Dárdano.

En Diputados la 7373 es encabezada por el subdirector general de Secretaría del MDN, Ángel Sánchez. El dirigente sostuvo que hay que poner énfasis en la “defensa de la soberanía y los recursos estratégicos” y que “hay que fortalecer el Fondes [Fondo para el Desarrollo] porque ha impulsado el trabajo genuino de personas que apuestan a una forma distinta de producir”. “Vamos a incentivar que los modelos de gestión cooperativa y de autogestión colectiva sean tanto en empresas recuperadas como en empresas nuevas”, manifestó Sánchez. Finalmente el candidato dijo que en el tema de la descentralización hay varias intendencias que “no han reglamentado la ley en sus ámbitos de acción”, y eso se contradice con lo que reclaman “algunos conversadores de la descentralización”. “Rechazan las mayorías parlamentarias y ellos tienen la mayoría parlamentaria en 14 departamentos del país”, concluyó, en referencia al Partido Nacional y el Partido Colorado (PC).

Dárdano, en tono de recitado, expresó que “un manto vuelto llanto cubre América Latina, que cae vencida ante el neoliberalismo de los oscuros años 90”. “En ese mundo sin lugar para los débiles, comienzan a encenderse gigantescos candiles y comienzan a liberarse verdaderos ríos de conciencia americana”, agregó. Dijo que el pueblo de Uruguay “decidió pararse como el resto del continente y entregarle las riendas de su destino a Tabaré Vázquez”, y que hubo un “primer gobierno del FA dedicado a la obra social y un segundo gobierno” que priorizó la vivienda y la agenda de derechos. Dárdano finalizó invitando “al electorado blanco”, como “mujer saravista y wilsonista”, a “cobijarse bajo este techo amplio, porque el compromiso sigue vigente más que nunca y tiene que ver con la inclusión social y con aquel Wilson [Ferreira Aldunate] que decía que era criminal que hubiera alguien con hambre”.

Rosadilla dio un breve discurso en el que llamó a todos los presentes a buscar en “las agendas a los familiares, amigos y vecinos más cercanos” que “están en la frontera y quizá votaron al FA pero andan medio bellacos”, para convencerlos. Destacó un spot de televisión en el que aparece el vicepresidente Danilo Astori como “todo contenido y ninguna figurita saltando”, pero dijo que también hay que “dar batalla en la otra campaña”, la de las canciones que se les pegan a los niños.

Fernández Huidobro criticó en un pasaje de su discurso al ex presidente colorado Jorge Batlle (2000-2005) y expresó que “lo tienen atado en el patio del fondo de la Casa” del PC, “pero dos por tres rompe la cadena, se suelta y sale por las calles a decir y hacer barrabasadas, después lo cazan y lo vuelven a guardar en el fondo”. “Cuando se muera le tendríamos que poner una placa -no muy grande- en la sede central del FA, en agradecimiento por la cantidad de frenteamplistas que reclutó. Y también otra placa, más chica, al lado, para Sanguinetti; hay que agradecerles a los dos por haber destruido al Partido Colorado”, continuó en tono irónico.

Finalmente, Fernández Huidobro dijo que el jueves llegarán los primeros 42 refugiados sirios al aeropuerto de Carrasco, destacó el trabajo interministerial realizado para esta venida y dijo que el presidente José Mujica “hizo un gol de media cancha que va pasar a la historia, y eso también lo hizo el FA”.